La traducción literal de kumu sería maestro, lo que pocos saben, es que en Hawaii sólo se es kumu por linaje o por haber estado bajo la tutela de uno por muchos años. El maestro es el encargado de enseñar a sus haumanas no sólo los pasos de baile, sino también el respeto por la cultura, el entorno y las deidades.

El Halau es sagrado para ellos y para poder tener acceso a él, se pide permiso a través de cantos. El futuro bailarín debe ser digno de formar parte de su clase.

 

 

A través de los años los nativos hawaianos han aceptado a los maestros extranjeros que enseñan su danza, pidiéndoles apegarse lo más posible al protocolo.

En México, la formación de maestros de hula se basa principalmente en los años que se lleven bailando, en la experiencia profesional que se toma en seminarios, cursos y clases impartidos incluso por kumus hawaianos, en el conocimiento que se tenga de la cultura y lo más importante la pasión que se tenga por esta danza.

Sonreír, danza hawaiiana

Bailarina de Hawaiiano sonriendo.

El maestro es el primer acercamiento al hula, sobre él recae la enorme responsabilidad de preservar y respetar la cultura hawaiana. De ser ejemplo de disciplina pero a la vez de humildad y de transmitir el amor y la unión.

Haumana: alumno

Halau: Salón de clases